Motores eléctricos

Motores Eléctricos

Este convierte la energía eléctrica en energía mecánica, por medio de los campos magnéticos que se generan en sus bobinas. Son equipos rotatorios compuestos por dos partes principales:

  • El estator: es la parte exterior y fija del motor eléctrico.
  • El rotor: es la parte interna y móvil del motor eléctrico.

Los motores eléctricos tienen tal practicidad y utilidad que abarcan una gran variedad de sectores yendo desde el industrial y comercial hasta el particular. Se utilizan en equipos grandes como ascensores y aviones, también en equipos más pequeños como carritos a control remoto, electrodomésticos, ventiladores, bombas y en muchas herramientas eléctricas.

Motores eléctricos para bicicletas

Estos han generado un gran impacto en el mundo de las bicicletas al permitir el pedaleo asistido, reduciendo de esta manera el esfuerzo realizado por el ciclista. El motor eléctrico para bicicletas funciona gracias a una batería que le proporciona la energía necesaria, estas tienen una vida útil de algunos años.

Las baterías se recargan extrayéndolas de la bicicleta y conectándolas a la red eléctrica, en algunos modelos no es necesario desmontar la batería. Los motores eléctricos para bicicletas no se activan si el ciclista no pedalea, pues su función no es reemplazar el pedaleo sino asistirlo.

Tipos de motores eléctricos

Del motor dependen directamente la eficiencia, la autonomía y las prestaciones del vehículo, barco, bicicleta o equipo eléctrico que vayamos a utilizar. Los motores eléctricos se consiguen en el mercado con diferentes características técnicas y cubriendo amplia variedad de campos.

Algunos tipos de motores eléctricos son:

  • Motor asíncrono o de inducción (AC).
  • Motor síncrono de imanes permanentes (AC).
  • Motor síncrono de reluctancia conmutada o variable (AC).
  • Motor sin escobillas de imanes permanentes (DC).

Motores eléctricos para bicicletas precios

En el mercado se consiguen motores eléctricos para bicicletas cuyos precios varían en función del modelo que vamos a adquirir y del tipo de motor. Debemos conocer las características técnicas de la batería que alimenta al motor, pues esto también influye directamente en el costo del equipo.

Las baterías dotan de autonomía al motor eléctrico; por tanto, a la bicicleta; por unos veinticinco (25Km) o setenta kilómetros (70Km) según su modelo.

Motores eléctricos para coches

Los motores eléctricos más usados en el campo automotor son:

  • Motor asíncrono o de inducción (AC): está formado por un rotor, que según el caso es de tipo jaula de ardilla o bobinado. Son altamente eficientes, de bajo coste, bajo ruido y vibraciones, fiables y de par constante.
  • Motor síncrono de imanes permanentes (AC): estos son de flujo radial o axial, siendo más usados los de flujo radial. Tienen alto rendimiento, control sencillo de velocidad, bajo ruido, vibración, tamaño y peso.
  • Motor síncrono de reluctancia variable (AC): estos motores no necesitan imanes permanentes ni escobillas.
  • Motor sin escobillas de imanes permanentes (DC): estos son usados mayormente en vehículos híbridos.

Motores eléctricos trifásicos

Estos se fabrican en diversas potencias, tienen desde una fracción hasta miles de caballos de fuerza (HP). Los motores eléctricos trifásicos se construyen prácticamente para todas las tensiones y frecuencias, trabajando comúnmente con dos tensiones nominales distintas.

Sus dos tipos principales son:

  • Trifásico sincrónico: su velocidad de giro depende de la frecuencia que tenga la corriente de alimentación y del número de polos.
  • Trifásico asincrónico: son los más utilizados, pues son sencillos, seguros y baratos.

Motores eléctricos de 12v

Estos son motores que trabajan con doce voltios en corriente continua (12v D.C) y son de pequeñas dimensiones, sin embargo, tienen un gran rendimiento y son altamente eficientes en la zona de trabajo para los que se emplean. En el campo de la robótica sacan mucho provecho de estos motores eléctricos por su tamaño y trabajo silencioso.

Poleas para motores eléctricos

Algunos motores trabajan con poleas acopladas a sus ejes, estas pueden ser grandes o pequeñas según las magnitudes y característica técnicas del motor y del trabajo que se desea realizar con la misma. Algunas poleas trabajan con simples correas y otras con grandes guayas como, por ejemplo, en los ascensores.

Embobinado de motores eléctricos

Los motores constan de dos partes básicas, el rotor y el estator. El embobinado de un motor eléctrico se realiza en el estator que es la parte fija del motor, no es más que un cable de cobre enrollado en cierto número de canaletas y protegido para no cortocircuitarse en sí mismo.

Existen dos tipos generales de embobinado:

  • Bobinados abiertos: Las bobinas tienen dos o más extremos libres que se llevan a la bornera o al conector de anillos. Este bobinado es típico en motores de corriente alterna donde existen una o más fases con un principio y final libres.
  • Bobinados cerrados: Las bobinas forman un circuito cerrado. Este bobinado es típico en motores de corriente continua, los cuales llevan un colector de delgas en el que frotan las escobillas, entre las cuales debe existir siempre continuidad en la bobina.

Motores eléctricos para barcas

En el mercado se consiguen motores adecuados para impulsar desde una pequeña barca, kayak, lanchas inflables, pesqueros hasta veleros. Los motores eléctricos para barcas son equipos de gran venta en el mercado debido a su simplicidad y facilidad de montaje.

Las leyes no son tan restrictivas con el uso de los motores eléctricos para barcas, lo que ha influenciado de forma positiva en sus ventas, aunado a su más preciada cualidad técnica que es la ausencia de ruido, lo que los hace muy útiles para la caza y la pesca.

Motores eléctricos para bicicletas de montaña

Los fabricantes se esmeran para que sus motores de bicicletas sean compatibles con la mayoría de las existentes actualmente en el mercado y para que sean fáciles de instalar. Los motores para bicicletas de montaña no escapan de esto, pero además llevan consigo grandes características técnicas.

Las baterías, según su modelo, trabajan con cuarenta y ocho voltios (48v D.C), proporcionando hasta cuarenta kilómetros (40Km) de autonomía, alcanzado una potencia que va desde los mil doscientos (1200W) hasta los dos mil cuatrocientos watts (2400W), permitiendo sortear pendientes de hasta 80% de inclinación.

Motores eléctricos para barcos en agua salada

Estos están preparados para el agua del mar, pues son fabricados con una protección especial contra la corrosión. Los motores eléctricos para barcos en agua salada, tienen la funcionalidad de trabajar a baja velocidad proporcionando un viaje silencioso para no asustar a los peces, en caso de ser barcos pesqueros.

Estos motores se consiguen en diversos modelos, revisando la ficha técnica de cada motor podemos encontrar el que más se ajuste a nuestras necesidades.

Motores eléctricos para bicicletas baratos

La potencia de los motores eléctricos parabicicletas es de unos doscientos cincuenta watts (250W) habitualmente, sin embargo, en el mercado se consiguen diversidad de motores eléctricos para bicicletas con diferentes características técnicas.

Si deseamos conseguir un motor que se adapte a nuestro bolsillo y cubra nuestras necesidades, los motores con escobillas son la mejor opción ya que son los más baratos.

Motores eléctricos pequeños y potentes

Hay motores eléctricos pequeños que a pesar de sus dimensiones son potentes, trabajando con veinticuatro voltios en corriente continua (24v D.C) y entregando hasta unas doscientas cincuenta revoluciones por minuto (250 rpm).

Estos motores eléctricos pequeños y potentes son muy utilizados en el campo de la robótica, debido a su diámetro, potencia y el poco ruido que generan.