Cercas eléctricas

Cercas eléctricas

Las cercas eléctricas o también conocidas como vallas electrificadoras están alimentadas por impulsos eléctricos con un ritmo variado dependiendo del tipo, en estas la corriente fluye de manera frecuente por medio de un cable de alambre sin aislante, y se usan para evitar que personas o animales se acerquen a la cerca porque generan una descarga eléctrica que los obliga a separarse de ella.

Este tipo de cercas eléctricas se utilizan para la protección en muchos lugares, lo que incluye su instalación en granjas para evitar que se escapen o se roben el ganado y en zoológicos para restringir el acceso a los animales. No son consideras peligrosas, porque la descarga eléctrica que genera no es tan fuerte para causar daños en animales o en seres humanos.

Cercas eléctricas para jabalíes

Debes tener muy en cuenta que no todas las cercas eléctricas son iguales, estas se diferencian en el número de alambres con corriente que poseen, unas llegan a tener de dos a cinco cables de alambre electrificados, esto va a depender del tipo de animales para el que se va emplear.

Las cercas eléctricas para jabalíes es la que posee 3 hilos y muchos recomiendan que sean los de alta tensión, porque estas logran mantener a los jabalíes alejados de cultivos, es por esto que se toma en cuenta la altura del animal para determinar cuál debe ser la cerca ideal, para su correcta función al ser colocadas.

Cercas eléctricas para ganado

Desde hace muchísimos años se utilizan estas cercas eléctricas para ganado, principalmente para evitar que se escaparan los animales de lugares especiales para su cría, pero con el tiempo es la opción ideal porque su utilización también tiene otros propósitos como lo es el de resguardar la seguridad y protección de los animales, sobre todo del ganado.

Son tan utilizadas, que según expertos los animales llegan a reconocer este tipo de cercas rápidamente, porque luego de la primera sacudida por acercarse a estas les cuesta olvidar esa experiencia, y por ende desconfían de ellas así no estén encendidas y tratan de no acercarse; por esto es que las vallas cumplen con su objetivo.

Estas cercas son reconocidas como una de las más resistentes y efectivas, y aunque hay vallas con diversidad de grosores de alambre y con variaciones de voltios ninguna implica un riesgo, pero aun así su instalación se recomienda que sea realizada por profesionales.