Aerotermos eléctricos

Aerotermos eléctricos

Los aerotermos eléctricos usan un ventilador y 2 etapas de potencia de calefacción seleccionables. Su sistema eléctrico permite determinar la temperatura ambiente deseada a través de su termostato, para el local, oficina, hogar, industria u otro lugar que necesites.

En el mercado hay gran variedad de diseños, tamaños, marcas y modelos, sólo debes buscar el que necesites, sean para espacios reducidos los ideales son los aerotermos eléctricos portátiles, mientras si buscas de gran potencia están los aerotermos eléctricos industriales.

Aerotermos eléctricos portátiles

Buscas la mayor comodidad, los diseños aerotermos eléctricos portátiles pueden ser desplazados de un lugar a otro, permiten una fácil manejabilidad por su clavija de conexión, además de que evita el esfuerzo para su instalación y es de utilización inmediata.

Se destacan por ser flexibles, su ventilador es sumamente silencioso y vienen en diferentes presentaciones, que pueden ser usados tanto en pequeños establecimientos, así como en grandes espacios industriales.


Aerotermos eléctricos industriales

Son diseñados para lugares cerrados o zonas de hasta los 40ºC, cuenta con una gran capacidad para calentar el aire. Funcionan mediante un ventilador que genera aire caliente, cuya temperatura ha sido elevada al pasar a través del elemento calefactor.

Mediante un termostato mide la temperatura del aire que obtiene del exterior, esto le permite que cuando el aire regresa, llega a la temperatura indicada por el termostato, los elementos calefactores se desconectan y conectan automáticamente, de acuerdo a que si el aire es el adecuado o si se enfría, el termostato lo detecta y actúa respectivamente.

Aplicabilidad de los aerotermos eléctricos

  • Almacenes
  • Talleres
  • Garajes
  • Oficinas
  • Plantas de producción
  • Obras
  • invernaderos
  • Iglesias
  • Laboratorios
  • Granjas
  • Salas de reuniones
  • Vestuarios
  • Comedores
  • Eventos

Fáciles de instalar

Los aerotermos eléctricos son fáciles de instalar, su sistema de automatización es sencillo y puede ser controlado por cualquiera. Todos los modelos que están en el mercado vienen con baterías de resistencia eléctrica, un ventilador silencioso, seleccionador de tiempo de funcionamiento y de temperatura y un termostato ambiente incorporado.

Ofrecen la ventaja de que a comparación con otros sistemas de calefacción, no contaminan el ambiente. Son ideales para los largos periodos fríos y en esos lugares en los que es necesario mantener una temperatura adecuada.